En la Península de Yucatán las pequeñas comunidades mayas van desarrollando un turismo más local ofreciendo hospedaje al visitante, habilitando el acceso a sus cenotes y haciendo ciclopistas. Sabacché es una de estas comunidades.

Sabacché es una población maya yucateca con interesantes lugares turísticos cercanos. Dos familias del pueblo regentan las cabañas turísticas de estilo maya, bien equipadas para el turista. Es una buena manera de viajar con un trato más directo con los habitantes de estas pequeñas aldeas mestizas, un turismo cada vez más extendido entre las comunidades de la Península de Yucatán. Normalmente con el soporte de alguna empresa privada turística que busca fomentar este turismo. Así pasa en Sabacché.

En Sabacché podrás saborear la vida de estos pueblos mayas de carácter cerrado y tímido. No esperes que te vengan a cotorrear los de las comunidades mayas, no son de ese carácter. De manera suave y sobretodo sincera es como te ganas un huequicito en las tardes de la comunidad. Sentir la calma, la cotidianidad, el pasar la vida en el pueblo… comprarte la paleta en el colmado, salir a caminar, jugar con los niños más atrevidos, sentarte a ver un partido de fútbol o baloncesto en la cancha, descubrir que los domingos además del día del Señor parece ser el día del bebedor…. los pequeños detalles en el pueblear.

Sabacché tiene lo estructura básica de pequeñas las comunidades: la calle principal por la que pasa el transporte y vendedores ambulantes, una o algunas iglesias, una cancha, colmados donde conseguir refrescos y la comida chatarra que invade el Planeta, y perros, siempre los escuálidos perrillos. En Sabacché no hay ni señal de teléfono, bueno, casi no hay… con voluntad se encuentra. Te da una prespectiva distinta hospedarte en estos pueblos, sin duda.

Vendedor de frutas y verduras ambulante
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Vendedor de frutas y verduras ambulante

En el corazón del pueblo la antigua hacienda, hoy día cerrada, luce solemne su pasado henequero. Esta zona es muy interesante para conocer la historia de las Haciendas, un período que marcó esta zona yucateca.

En las cabañas te ofrecen alquiler de bicicletas. Hay buenos caminos de tierra hasta Mayapán o los cenotes de Cuzamá, rutas habituales desde aquí. En pueblos como Pixyah, Telchanillo o Tecoh encuentras cenotes muy guapos. Pero si no quieres pedalear tantos kilómetros Sabacché tiene tres cenotes, o dos, por esos rollos de administración que se llevan entre las comunidades. Hay una ciclopista de 8 kilómetros que te lleva hasta a los cenotes. El más espectacular es el Calcuch, el otro es el Tanimax. Tener estos pozos de agua cercanos es un lujazo, siempre un gusto bañarte en los cenotes.

También podrás saborear los auténticos sabores mayas, aquí no te separarás de tu tortilla de maíz. Es una muy buena oportunidad de visitar tierras mayas este tipo de turismo. Sabacché para mí será un lugar especial pues aquí tuve la fortuna de compartir voluntariado con personas estupendas.

Buen camino,

 

UBICACIÓN: Sabacché se ubica a 65 de Mérida siguiendo la carretera dirección Acancech, en el entronque de Tecoh, localiza la señal hacia Ochil.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? De la terminal Noreste de Mérida, sale transporte desde las 6:30 cada hora hasta las 9:30, 11, 13, 14 hrs (1’30″).

ALOJAMIENTOS: cabañas ecoturísticas del proyecyo Kalcuch ¿Otros hospedajes regentados por comunidades mayas en la Península Yucatán? Pincha aquí

¿QUÉ MÁS EN LA ZONA? Sabacché está en la Ruta de los Conventos, que la puedes combinar con la Ruta Puuc, Mayapán, LoltúnHaciendas y cenotes de la zona como los de Cuzamá, los de Telchanillo, Tecoh, Pixyah…. hay infinidad en la zona. Para los ciclistas un blog interesante de ruta que pasa por Sabacché.

Related Post
error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Share This