Chicanná conserva una de las fachadas más hermosas del mundo maya. La visita a esta acogedora zona arqueológica de Chicanná es un paseo agradable por el arte maya arquitectónico del estilo Rio Bec. Su Estructura II es su máximo exponente en Chicanná.

Contemplar la Estructura II ya te vale la visita a Chicanná. Su relativo buen estado de conservación después de tantos años expuesta a la intemperie, nos hace estar apreciando una de las más bellas estructuras del mundo maya, hermosa.

Si te fijas bien podrás ver algún glifo y restos de colores rojo, amarillo y rojo, colores habituales para el embellecimiento de las ciudades mayas. No me canso de repetir que sería muy bueno tener maquetas o dibujos de cómo lucían estas ciudades en su épocas de esplendor.

A la derecha los detalles de glifos en rojo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

A la derecha los detalles de glifos en rojo

Chicanná, con una vida cronológica del 300 a. C. al 1100 d.C., tuvo su apogeo del 500 a 700 d.C., dentro del periodo del Clásico Tardío. Estuvo sujeta, según muestran las evidencias arquitectónicas, al poder de la ciudad de Becán, y a su caída en los inicios del siglo XIII. El efecto dominó fue algo constante en la caída de las grandes ciudades mayas con sus aliados o dependientes.


Chicanná es una palabra del idioma maya yucateco: en español se traduce como en la casa de la boca de la serpiente (-Chi- boca, -Can- serpiente, -Ná- casa). Can o Kaan (escrito en antiguo maya sin transcribir al español) fue uno de los grandes linajes que gobernó la zona. Algunas evidencias indican que nació en la ciudad de Dzibanché y se desarrolló en Calakmul, siendo uno de los linajes más poderosos de la civilización maya, con gran dominio y victorias sobre la zona. Todavía hoy colean los grandes apellidos mayas por la sangre de mayas actuales, los apellidos siendo siendo importante a la hora de establecer rangos, así sigue siendo, aquí y en la mayor parte del Planeta.

Chicanná no es sólo su Estructura II, en el recinto podrás ver algunos de los edificios de tipo Rio Bec en mejor estado de conservación. Los paneles de mascarones de las Estructuras I, VI y XX son ejemplo de esta belleza, te embobas en Chicanná.

Chicanna
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Siempre aporta el seguir conociendo ciudades mayas, vas ligando conocimiento y valorando más los lugares. Esta zona sur, con centenares de asentamientos mayas, es un lugar para perderse unos días. Podrás visitar lugares como Calakmul, Becán, Balamkú, Xpuhil, Hormiguero… muchas de ellas pertenecientes al estilo arquitectónico Rio BecChicanná es una parada muy provechosa.

Buen camino,

UBICACIÓN: Chicanná se ubica en el kilómetro 141 de la Carretera Federal No. 186, Escárcega-Chetumal, a 2 kilómetro de la carretera.

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. No venden bebidas ni alimentos en el interior. Hay servicios en la entrada.

PRECIO ENTRADA: 54 mxn. Los domingos la entrada del INAH es gratis para mexicanos y residentes permanentes. El acceso a las zonas arqueológicas es libre todos los días para niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? A Xpuhil llega transporte público desde Escárcega (2 horas), Chetumal (1’40″ h) y Campeche (4’30″h).  Web oficial de la compañía principal de buses que opera en la zona. Con los colectivos o taxi desde Xpuhil podrás parar en cualquier lugar que quieras de la carretera.

ALOJAMIENTOS CERCANOS: tienes hoteles como Río Bec DreamsHotel Casa Maya Calakmul o la casa Ka’an, que ofrecen buenos servicios y ubicación.

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, protector solar, zapatos cerrados mejor y algo de agua siempre va bien.

Related Post
Share This