La antigua ciudad de Chichén Itzá es la joya turística de la Península de Yucatán. Su colosal Pirámide de Kukulcán está considerada como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno. Chichén es de los lugares que uno no se quiere perder.

Chichén Itzá es monumental, tiene algunos de los edificios más impresionantes del mundo maya. La indiscutible estrella del recinto es su colosal Castillo, o Templo de Kukulcán. Creo que es justo decir que el gran desarrollo turístico de la Riviera Maya impulsó sin duda la nominación de este lugar como una de las 7 maravillas del Mundo Moderno. Sin desmerecer el lugar, que sin duda es espectacular, esta cercanía la aúpa de forma evidente.

Chichén Itzá es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1988. A mi modo de entender esto es más valioso que los “Oscars” de las Maravillas del Mundo.

Toda esta fama hace que cada día visiten Chichén Itzá cientos de turistas, la mayoría procedentes de Riviera Maya.

Todas las agencias de viajes tienen su tour a Chichén Itzá. La mayoría de tours desde Riviera Maya paran en el cenote Ik-kil y en Valladolid. El gran grueso de visitantes de Chichén son de tour.

Este flujo de turistas es fácil evitarlo visitando Chichén Itzá a primera hora de la mañana. El lugar es para disfrutarlo durante horas.

EDIFICIOS PRINCIPALES DE CHICHÉN ITZÁ:

La entrada principal a la zona arqueológica te dirige a la explanada principal. Aquí vemos algunos de los edificios más notorios del lugar: los más impresionantes son el Templo de Kukulcán y el Juego de Pelota.

El Templo engloba gran parte del saber matemático y astronómico aplicado a la arquitectura. Sinceramente vale la pena que te expliquen bien el conocimiento que aplicaron en el Castillo para apreciar el lugar. En su magnífico Juego de Pelota, el más grande hallado hasta hoy en Mesoamérica, disfrutarás de resonancias escandalosamente exactas. Pura matemática es lo que podemos llegar a apreciar en Chichén Itzá, un lujazo.

Pyramid of Kukulkan and Temple of the Warriors, Chichen Itza
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Otros edificios de esta explanada son el Tzompantli (el de las calaveras), el Templo de los Guerreros, el Patio de las Mil Columnas, Plataforma de Venus… sólo esta parte ya te lleva un buen rato de tu tiempo.

Sandra Salvadó
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Patio de las Mil Columnas

Desde aquí la visita te conduce por el camino ceremonial hasta el Cenote Sagrado, el más llamativo de los que podemos ver en Chichén… Aquí se realizaban ceremonias, como lo confirmaron los objetos que se hallaron al explorarlo. El maya y los cenotes están ligados en su mundo cosmológico.

Dejando atrás el Cenote Sagrado y la gran explanada, te queda la otra parte abierta al público, donde hay hermosos edificios como el Observatorio, el Osuario, el cenote Xtolok, el Templo de las Monjas… el camino te conduce de unos a otros, en un paseo por esta hermosa ciudad llena de historias. En la zona arqueológica de Chichén Itzá podrás ver un abanico de lo mejor de la sabiduría Mesoamericana, de destacada influencia tolteca. Estás en una de las más grandes ciudades antiguas, es fácil notarlo.

Como anécdota, verás que el recinto está lleno de vendedores que te tirarán cualquier guiño para llamar tu atención. Son locales de la zona, algunos artesanos, que han luchado mucho para poder estar aquí, incluso acudió el subcomandante Marcos en su apoyo. En los lugares de turismo masificado, los tours te llevan a las tiendas de souvenirs con las que tienen acordado un porcentaje. No les interesa tener vendedores sueltos, y apretaron para sacarlos. Agobian un poco, pero me alegro por ellos que puedan estar ahí.

VISITAR CHICHÉN ITZÁ SIN GENTE

Si quieres visitar Chichén sin tanta gente y calor, lo mejor es quedarse a dormir cerca del recinto y entrar temprano. Los autocares grandes que llegan de Mérida y Riviera Maya llegan lo más temprano a las 9, y el gran grueso más tarde. A última hora de la tarde tampoco hay muchos autobuses de turismo.

Pisté, la población más cercana a Chichén Itzá, tiene una oferta hotelera amplia, seguro encuentras tu opción perfecta. Para facilitarte la búsqueda escribimos una entrada sobre dónde dormir en Chichén Itzá, esperamos que te sea útil.

Chichén Itzá es mucho más que una visita rápida desde uno de los hoteles de Riviera Maya. Pero ya se sabe que son cosas que acarrea la fama, y a Chichén Itzá se tiene que ir sí o sí.

Buen camino,

 

UBICACIÓN: Chichén Itzá se encuentra a 120 Km de la ciudad de Mérida, a 50 kilómetros de Valladolid y a 188 de Cancún. Ubicada cerca de una de las salidas de la autopista 180 de pago o cuota, que une Mérida-Cancún.

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. Venden bebidas y comida chatarra (papitas, galletas y esas cosas) en el interior. Hay servicios en la entrada.

PRECIO ENTRADA: 70 pesos el INAH, más el pago de Cultur: 172 pesos para extranjeros y 92 para mexicanos y residentes permanentes. Total extranjeros 242 pesos y mexicanos 162 pesos.  Los domingos la entrada del INAH es gratis para mexicanos y residentes permanentes. El acceso a las zonas arqueológicas es libre todos los días para niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente. ESTACIONAMIENTO: 30 mxn por carro.

Espectáculo de luz y sonido se paga aparte: 193 mxn Horarios luz y sonido: a las 20 en verano-otoño y a las 19 en invierno- primavera.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? Desde Mérida salen buses CAME de la calle 70 con 71, tienes 1h.30″ (horarios 6:15, 9:15 y 12:40 hrs) Desde Cancún sale a las 8:45 un bus ADO (Av. Tulum, esq. Av. Uxmal), que regresa de allí a las 16:30. 3 horas de trayecto.

ALOJAMIENTOS CERCA DE CHICHËN ITZÁ: aquí puedes buscar un alojamiento cercano a Chichén Itzá. Es una estupenda manera dormir cerca de la zona arqueológica para visitarla sin el grueso de turismo que llega de Riviera Maya y Mérida.

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, protector solar, zapatos cerrados mejor para subir la pirámide y algo de agua siempre va bien si no quieres comprarla dentro bastante más cara.

EQUINOCCIOS: menciono el caso especial de Chichén Itzá con el tema de los equinoccios, al ser un fenómeno que atrae muchos a viajeros. Durante el equinoccio de primavera, el día 21 de marzo, el sol se pone sobre las 17:20 y la zona cierra en su horario habitual de las 17, vaciando el recinto a las 16:45. Por lo que no lo ves entero. Y en el equinoccio de otoño, el 22-23 de septiembre, el sol se pone más tarde, por lo que tampoco se aprecia. ¿Cuesta tanto ampliar el horario? El porqué no lo hacen es un misterio para mí.

Related Post
Share This