En la historia de la colonización española de tierras mayas, el Auto de fe que se realizó en Maní en 1562, ha pasado como el episodio más terrible de violencia y destrucción de idolatrías mayas. Lo llevó a cabo el franciscano Fray Diego de Landa, uno de los personajes más polémicos de la conquista.

Kingsborough
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Encomendero abusando de un hombre. Kingsborough.

Maní está situado en la zona de la Península de Yucatán donde el colonizador se asentó con mayor firmeza, desde la elegida capital Mérida hacia el sur.

De las tres órdenes religiosas que llegaron a la Península, los franciscanos fueron los primeros en 1544 siendo los más activos en la evangelización de los mayas. De esta orden formaba parte Fray Diego de Landa. Sus iglesias eran centros abiertos de cultura y evangelización donde acudía el maya a adoctrinarse. Muchos preferían estar en las misiones que no trabajando para los encomenderos y autoridades, que abusaban de ellos en trabajos.

La Iglesia jugó un arma de doble filo durante capítulos de la conquista, defendiendo las almas de los mayas contra los españoles, manteniendo sigilosas contiendas políticas y acusaciones mutuas, interviniendo en asuntos de la Corona. Como siempre los grandes poderes se mueven por sus propios intereses, que muchas veces van parejos. Hoy día la Iglesia sigue siendo muy poderosa en asuntos estatales en España.

El convento San Miguel Arcángel de Maní comenzó a construirse en 1548, y se fundó el 29 septiembre de 1549, el año que desembarca Fray Diego de Landa en Yucatán. La entera construcción del convento, la iglesia, el atrio, escuela, hospital… llevó 7 años. Fue una de las primeras iglesias fundadas en la Península, una de las más importantes franciscanas. Maní es sin duda una de tus paradas en la Ruta de los Conventos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

 

A su llegada, Fray Diego de Landa se dirige a Izamal, donde está la misión de San Antonio. Ese mismo año es nombrado asistente del guardián de Izamal, empezando una carrera prodigiosa. Del año 1549 al 1552 viaja por la Península buscando acercar a las misiones a los mayas que vivían en la selva.

En esta época es cuando aprende el idioma maya yucateco y toma contacto con la escritura maya. Más tarde Landa hizo un intento de transcribirla al abecedario castellano. Estas notas, sin ser precisas en el conocimiento de la escritura maya, sirvieron como pistas falsas en el desciframineto de la epigrafía maya. Este hecho le otorga renombre en el engranaje de la descodificación de la compleja escritura maya.

Existe debate del porqué hizo el esfuerzo Diego de Landa por aprender su idioma, y puede que fuera también por pura afición intelectual. Unos dicen que su vocación era por acercarse a los mayas con amor y entenderlos en su devoto propósito de salvarles las almas, mientras otros lo atribuyen a prácticas habituales en épocas de guerras para conocer mejor al enemigo y vencerlo con conocimiento. El debate surge según quién explica la historia… si yo le veo amor a Fray Diego, es un amor inundado de fanatismo, y eso no es amar en mi entendimiento.

Notas de Fray Diego de Landa de la escritura maya
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Manuscrito “Relación de las Cosas de Yucatán”. Interpretación de Landa de la escritura maya

 

En 1552 pasó a ocupar el puesto de guardián y se le encargó la construcción del convento de Izamal. Después de consecutivos ascensos, Diego de Landa es nombrado provincial de Yucatán en 1561, máxima autoridad por entonces en la región, que abastaba hasta Guatemala. Durante su mandato fueron varias las veces que persiguió junto a otros frailes los actos de herejía de los mayas. Se le atribuyen más de 6.330 víctimas mayas entre ajusticiamientos, torturas, martirios en hogueras, mutilados y secuelas varias.

Uno de sus renombrables castigos fue hacia 1558, cuando realizó una dura expedición por la zona de Valladolid buscando escarmiento por los rituales paganos que no cesaban. Muchos objetos sagrados fueron arrojados al cenote Sagrado de Chichén itzá, donde seguían realizando ceremonias los mayas.

 

A pesar de los incontables intentos de abolir las antiguas creencias, el maya acudía a las misiones católicas pero continuaba con sus rituales ancestrales de forma privada. Este sincretismo del cristianismo y sus creencias mayas sigue vivo en la cultura actual del maya. La población maya tzotzil de San Juan Chamula, en Chiapas, es un claro ejemplo para el viajero en la actualidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Como consecuencia del hallazgo en una cueva por Pedro Che, guardián del convento de Maní, de un ritual de sacrificio a divinidades paganas, Fray Diego de Landa se trasladó a esta población en junio de 1562. Constituyó un tribunal religioso que abriría juicios contra los culpables. Además se alió con la autoridad civil, siendo Bohorques el alguacil que asistía a Landa bajo pena de excomunión. El doctor Diego Quijada era la máxima autoridad civil en Yucatán.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Grabado de T. De Bry para la Historia de la destrucción de las Indias.Fuente

El 11 de junio Fray Diego de Landa mandó apresar a treinta mayas destacados caciques y gobernadores de Tekit, Pencuyut, Tikunché, Hunacté…. En las semanas siguientes detuvieron a Francisco de Montejo Xiu, gobernador de Maní; Diego Uz, señor de Tekax; Francisco Pacab, jefe de Oxkutzcab, y Juan Pech, principal de Mama. Empezaba uno de los episodios más crueles de persecución y destrucción de idolatrías, coronado por el Auto de fe de Maní. Los juzgados responsables de herejía eran torturados, quemados, mutilados…. las crónicas explican que algunos mayas se ahorcaron en los bosques, los que no huían.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

“El suplicio de Cuauhtémoc” by Leandro Izaguirre (1867-1941) Fuente

 

En el tristemente famoso Auto de Fe de Maní, según una lista publicada por Justo Sierra en el siglo XIX donde sostiene que en Maní se destruyeron “5.000 ídolos de diferentes formas y dimensiones, 13 grandes piedras utilizadas como altares, 22 piedras pequeñas labradas, 27 rollos con signos y jeroglíficos, toneladas de libros y 197 vasijas de todos los tamaños”. Este terrible acto fue presenciado forzosamente por la población maya.

Diego de Landa destruye los ídolos en Mani. Leonardo Paz. Fuente
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Diego de Landa destruye los ídolos en Mani. Leonardo Paz. Fuente

Tal humillación reforzó el poder del Dios católico, demostrando su superioridad ante los viejos dioses mayas que eran vencidos. Como sabemos, el maya siguió con el tiempo y en secreto practicando sus ritos ancestrales.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

“Quema de literatura maya por la Iglesia Católica” mural de Diego Rivera (1886-1957) Fuente

Siguió una época convulsa donde los colonos siguieron abusando de manera cruel de los mayas, aprovechando la huella inquisitoria de los religiosos, impartiendo castigos violentos sobre la población.

El Auto de fe de Maní causó tal revuelo que Fray Diego de Landa fue enviado a España en octubre de ese mismo año para dar las explicaciones pertinentes al reino de Felipe II.

Fue sometido a un juicio llevado a cabo por su propia orden franciscana, la sana costumbre de juzgar entre amigos que se perpetua en ocasiones en España, como vemos hoy en día. Eso sí, todos expertos en derecho canónico y del Santo Oficio de la Inquisición, las personas más letradas en el tema para decidir.

Evidentemente salió victorioso del tema, tanto que su regreso a Yucatán se hizo en el 1573 como obispo, apenas 10 años después del Auto de fe de Maní.

Así que leyendo la historia se podría ver como una congelación del personaje de Diego de Landa, para que regresara al inicio sin que nada pasara.

Es durante su estancia en España que escribe su recomendado libro “Relación de las Cosas de Yucatán”, donde plasma la vida y costumbres de la cultura maya, interpretadas bajo su fiero yugo cultural. El manuscrito lo llevó consigo a América y fue depositado posteriormente en el convento de Mérida.

Relación de las cosas de Yucatán. Fuente
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Relación de las Cosas de Yucatán. Fuente

Aunque su llegada causó recelos entre españoles y mayas, también se recibieron peticiones solicitando su retorno como muestra una carta de diez caciques del 11 de febrero de 1567: “Suplicamos a V. M. se compadezca de nuestras ánimas y nos envíe frailes franciscanos que nos guíen y enseñen la carrera de Dios, y en especial algunos que han ido de estas partes a España, que sabían ya muy bien la lengua de esta tierra con que nos predicaban, que se llaman fray Diego de Landa, fray Pedro Gumiel, de la provincia de Toledo, y fray Miguel de la Puebla y los demás que V. M. fuere servido”. Siempre hay voces que se alzan desde los dos bandos, difícil saber qué tan libres son.

Dicen que Fray Diego de Landa mandó imprimir una doctrina cristiana en lengua maya, de la que existen referencias pero no ha podido encontrarse. Diego de Landa murió en 1579 con 54 años en la ciudad de Mérida. Su discutida figura es de los más importantes cronistas de Yucatán, ferviente devoto, cruel y fanático.

La Historia está escrita por los vencedores. Sinceramente se me hace osado hablar de historia, pero me permití dar mi opinión desde lo leído. Fray Diego de Landa fue uno de los personajes más discutidos de la conquista, el ejecutor de uno de los actos más atroces a la cultura maya, que es parte de la cultura universal, de la de todos.

Buen camino,

Vestigios mayas en el convento de Maní
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Vestigios mayas en el convento de Maní, encerrados

FICHA PRÁCTICA:

  • Maní se ubica al sur de Mérida. Acanceh se localiza a 25 kilómetros al sureste de la ciudad de Mérida. Para llegar a Maní debes ir rumbo a Kanasín (hacia Cancún) y tomar la carretera estatal numero 18.
  • Maní forma parte de la Ruta de los Conventos, que la puedes combinar con la Ruta Puuc, Mayapán, LoltúnHaciendas y cenotes de la zona como los de Cuzamá, X-Batún, Kankirische, los de Telchanillo, Tecoh, Sabacché…. hay infinidad en la zona.
  • ¿Cómo llegar en transporte público? Sale transporte colectivo desde Mérida, calle 69 con la 50 (2 horas).
  • Horario: suelen abrir de mañana temprano hasta las 13h y por las tardes a partir de las 16. Para hacer fotos de la fachada, al atardecer mejor.
  • Hay agencias de Mérida y Valladolid que organizan excursiones por la Ruta de los Conventos.
  • Hospedaje: encuentras hospedaje en la mayoría de pueblos de la zona como Santa Elena, Oxkutzcab, Tecoh, Ticul… y sobre la carretera en áreas cercanas a las zonas arqueológicas como Uxmal. Puedes aprovechar para hospedarte en alguna de las Haciendas de la zona. Muchos viajeros hacen esta Ruta hospedándose en Mérida.
Related Post
Share This