La Península de Yucatán es un extraordinario pedazo de queso gruyère lleno de oquedades, todo un mundo subterráneo por conocer. La cercanía de las grutas de Balankanche a Chichén Itzá las colocan en el mapa de forma destacada.

La Península de Yucatán es un lugar maravilloso para practicar espeleología, recorrer grutas y descubrir el fascinante mundo subterráneo, allí donde están muchas de las huellas de nuestra Humanidad. Las grutas de Balankanche fueron de las primeras adecuadas para el visitante, los escasos 6 kilómetros que la separan de la zona arqueológica de Chichén Itzá las ha favorecida enormemente, siendo una parada práctica para el viajero, y golosa para promocionar y rentabilizar.

Las grutas Balankanche y las de Loltún son las únicas grutas administradas por el INAH en Yucatán. Hay muchas otras grutas muy interesantes en la Península de Yucatán, en la mayoría de ellas se han encontrado evidencias arqueológicas del pasado como objetos de cerámica, jade y otras materias, ofrendas, huesos de animales, entierros, pinturas murales… Estos espacios subterráneos forman parte de la cultura maya, y hoy en día se siguen usando: las grutas son parte de su inframundo, lugar donde pasan pruebas iniciáticas, y se practican ritos y ceremonias.

Las grutas Balankanche es un espacio adaptado para el turismo de todas las condiciones, algo que no pasa en estas cavidades que suelen tener un componente un poquito más de aventura. El recorrido de más de 1 kilómetro se hace por un camino iluminado de concreto que te lleva por las distintas galerías donde se muestran algunos de los hallazgos de la gruta. Hay horarios para visitar las grutas: las visitas guiadas son en español, inglés y francés a través de un audio que sinceramente se escucha fatal y aporta poco. Será que estoy muy bien acostumbrada a otro tipo de grutas, pero la visita a las grutas Balankanche me decepcionó. Un pequeño museo de sitio en el parador turístico que hay en la entrada dan un poco de luz sobre la historia del lugar.

Grutas Balankanché, Yucatán
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Grutas Balankanché, Yucatán
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Las grutas Balankanche (trono del sacerdote jaguar) debe su nombre a su galería principal, donde se hallaron 29 incensarios, metates y platos en miniatura, así como ofrendas de joyería y cerámica. Parte de los hallazgos los podemos ver in situ, rodeando la columna natural que se forma en esta bóveda de 7 metros de altitud. Esta columna es comparada con el árbol de la ceiba, otro elemento representativo importante dentro del mundo maya, árbol sagrado que une el plano subterráneo con el celestial. Estas grutas destacan por los relevantes hallazgos más que por sus hermosas galerías. Leyendo el informe del Grupo Ajau vi que seguramente no es la mejor manera de preservar los hallazgos.

Grutas Balankanché, Yucatán
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Al final del recorrido encontramos agua, la magia de las aguas dulces que se filtran en esta tierra caliza tan porosa. Gracias a las condiciones de suelo kárstico de la Península de Yucatán y su altitud a nivel de mar, disfrutamos de los cenotes.

Las grutas Balankanche, sin ser una parada extraordinaria en el camino, sí destacan por la facilidad y comodidad. A pesar de las facilidades del recorrido el calor y la humedad pueden agobiar un poco, sin darte cuenta se baja hasta 10 metros. Si eres persona de aventurarte, te sabrán a poco estas grutas.

Buen camino,

UBICACIÓN: las grutas Balankanche se ubican a poco menos de 6 km de Chichén Itzá y a 35 km de Valladolid por la carretera libre, la federal 180.

HORARIO Y SERVICIOS: hay horarios de visitas en diferentes idiomas. El grupo debe ser mínimo de 6 y máximo de 30.  Servicios en la entrada y un museo de sitio.

PRECIO ENTRADA: 118 mxn admisión general, 88 mxn mexicanos y residentes permanentes. Los domingos la entrada del INAH es gratis para mexicanos y residentes permanentes. El acceso a las zonas arqueológicas es libre todos los días para niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? Desde Piste y Valladolid salen colectivos que te dejan en la entrada de la carretera federal 180, apenas a 1 kilómetro de la entrada a las grutas.

Related Post
Share This