Hace unos años empecé a estudiar el idioma maya yucateco, y fue una manera muy acertada de acercarme a la cultura y pensamiento de estas tierras que ahora habito. El lenguaje y la etimología siempre nos reservan maravillosas confidencias sobre quien lo habla.

Hablar de la cultura o pensamiento maya, al no ser propias, hace que vaya con mucho tiento, por miedo a decir estupideces detrás de la propia venda cultural que llevamos cada uno de nosotros. Espero tratar el tema con acierto y con el respeto que merece la cultura maya yucateca.

Lamentablemente hoy día no hablo la maya, algo que debo solventar retomando las clases de maya yucateco. Sin que sirva de excusa, cuando tomaba mi curso en la Casa de la Cultura de Cancún con un buen profesor de Valladolid, tuve un problema serio de oído que me ha mermado bastante la capacidad auditiva. Si ya de por sí era malísima a la hora de discernir la fonética de los sonidos, con mi perdida auditiva soy el hazmerreír ante nuevos vocablos e idiomas. De hecho, se ha reído a carcajadas más de un niño o adulto al escuchar mi maya…. así es, y me río con ellos pues soy muy consciente de mi torpeza! 🙂 Sé que las retomaré las clases, me debo el aprender maya yucateco. Para mí sería un orgullo mostrar respeto hablando el idioma, por muy complicado que me resulte.

Pero a lo que íbamos… en las primeras clases es fácil percatarse de la dualidad en el lenguaje maya, una dualidad que ocupa gran parte del entendimiento intrínseco cultural del maya. A través del lenguaje que usamos descubrimos nuestra propia cultura, lo que nos amuebla la cabeza, nuestras estructuras mentales y percepciones.

La dualidad en el idioma maya yucateco:

En el idioma maya yucateco numerosas palabras encierran dos significados, opuestos en muchos de los casos. Como ejemplo la palabra ts’aak que significa medicina veneno. Puede que sean antagónicas, pero forman parte de un mismo ciclo, similar al pensamiento yin yang que profesan varias culturas orientales. El idioma maya yucateco es testigo de esta una manera cíclica del pensamiento, la dualidad en el lenguaje es parte del pensamiento cíclico del maya.

Mi cultura original es más lineal, pensamos como cohetes, siempre avanzando en línea recta, hacia delante… Mientras en tierras mayas piensan en ciclos, lo que sucede ahora se repite en el tiempo de una u otra manera. Los calendarios mayas, a diferencia del calendario gregoriano que va en línea progresiva, son cíclicos. Cuando se acaba un ciclo otro empieza con una serie de similutudes y antagonismos. Los mayas antiguos fueron extraordinarios matemáticos, y sabían mejor que nadie que no hay un fin, que el movimiento es lo que da sentido a nuestra vida, formando parte de distintos ciclos en el espacio tiempo, todos somos parte de un todo. En la conciencia cultural del maya está intrínseco este saber. Sinceramente me parece mucho más acertada esta manera de pensar cíclica del maya, algo que forma parte de la cosmovisión e impregna su cultura.

El maya antiguo se fijo en la naturaleza para crear su cosmovisión, una manera de hacer y pensar que empata mucho con este dicho anónimo tibetano “la única verdad está en la naturaleza”. Creo que es un excelente aprendizaje en muchos sentidos para percibir la vida.

“Lo buscas, lo buscas y no lo buscas”:

Esta visión dual en el lenguaje maya ha dado paso con el tiempo a expresiones curiosas en el español de la Península, un español muy influenciado por el idioma maya, algo hermoso de apreciar si sabes un poco. Una de las frases ejemplo de expresión curiosa es con el verbo kaxan (significa buscar y encontrar) cuando se dice: “lo buscas, lo buscas y no lo buscas”. Aquí el porqué de esta expresión, donde encontramos de nuevo la dualidad en las palabras que da esta pensamiento cíclico.

Uno de estos días pasados andaba buscando un camino blanco (sacbé en maya yucateco) para llegar a un cenote, y un amable yucateco que andaba recogiendo leña me indicó en español “si lo busca el camino blanco”, y sonreí al saber que me decía “si lo encuentra..”.

Para entender esta región y sus pobladores es básico entender el sentido dual y cíclico que impregna la cultura maya, y que ciertamente comporta otra manera de pensar, tan válida o más que la propia. Seguir aprendiendo y enriqueciendo el pensamiento es algo de lo que espero no desviarme nunca.

Os dejo un enlace con varios artículos desde la web del Chilam Balam del lingüista Fidencio Briceno Chel, de quien siempre es un placer aprender, admirable el trabajo de ambos divulgadores de la cultura maya. Otro enlace de la Uady escrito por Fidencio Briceno para los interesados es más datos sobre el maya yucateco, el idioma maya más hablado en la actualidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Mapa idiomas mayas sXVI según P. Mathews. Reproducción

Nuestra manera de entender el mundo se ve reflejada en nuestro lenguaje, algo difícil de descubrir sino aprendes otras culturas, otras maneras de expresarse el ser humano. Cada pueblo mira el cielo según su cultura, por eso los griegos no verán dragones en su cielo y los chinos no verán a Casiopea. Todos tenemos nuestra venda o mochila cultural que nos impide ver más allá.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Cielos según los chinos. Fuente

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Cielo según los griegos. Fuente

Buen camino,

Related Post
Share This