Para mí hablar del Camino, es hacerlo de un viaje que me marcó gratamente, a él regreso mentalmente en muchas ocasiones. Este buen camino intento que siempre me acompañe en mi andar.

.Salí caminando sola de Roncesvalles con mi cámara y la mochila dirección a Santiago de Compostela, sin más pretensión que esa, encarar hacia Santiago a ver qué pasaba, y resultó un camino cargado de experiencias, de cultivar amistades, anécdotas, compañerismo, risas, pensamientos, gritos al cielo, canciones, charlas, sentimientos, silencios, un auténtico viaje íntimo que me llevó por primera vez que recuerde a agradecer profundamente el estar aquí, en vivir… el sentir eso me llenó de una gran sonrisa interior que intento que siempre me acompañe.

Andé el camino francés, que recorre regiones tan hermosas y espectaculares como Navarra, la vasta Castilla y León, la Rioja, el Bierzo, Galicia, pasando por fantásticas ciudades y pueblos, increíbles paisajes que me emocioné al recorrerlos.. un gusto poder conocer andando tranquilamente tantos lugares y gentes hermosas. Qué gran viaje te espera!

Retomando fuerzas en Zubiri, diría...
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Retomando fuerzas en Zubiri, diría…

Camino041
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Albergue para peregrinos en Pamplona

Caminar te da muchos buenos ratos de cabeza
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Caminar te da muchos buenos ratos de cabeza

Mi Camino fue de pura vida y sentir, al lado de personas que llevo muy metidas en el corazón de mi memoria. Personas que desde entonces son amigos, a algunos, sin acordarme de sus nombres, los recuerdo con un cariño enorme, de otros recuerdo un gesto, una anécdota, un favor, una tarde de bodegas, una charla, una cura hecha con cariño, un compartir… los momentos del camino que llenan el andar de uno, esos son.

Personas del Camino:

MªCarmen caminaba con Isabel desde Saint Jean Pied de Port. MªCarmen es un pedazo de persona, como el pan que siempre acarreaba, tiene un lindo caminar. En Burgos se unió a ella Estibaliz, otra vasca estupenda, que se encontró con muchas sonrisas inesperadas, y no tardó en mostrar la suya, qué gran belleza de persona. Una gran suerte en mi camino, una amiga, de las que quieres tener para siempre.

El hombre divertido de la izquierda venía y regresaba haciendo al Camino desde su casa en Holanda, qué tranquilo iba. Y el chico belga venía de su seminario en Bélgica. Tenía los ojos quemados del sol pues había perdido sus gafas, iba justo de dinero. Le regalé las mías, me gustó poder hacerlo.

Era brasileño, hay muchos haciendo el camino por el libro que escribió Paulo Coelho. Un cachondo, iba probando vinitos y viviendo el camino muy al paso. Eso sí, siempre siguiendo la flecha amarilla… un encanto.

En la entrada a Logroño encontrabas a esta magnífica mujer que contaba los peregrinos que pasaban acumulando piedrecitas. Te sentabas a su sombra, conversabas, vendía conchas y otras cosas. Un amor de persona, de esas que hacían Camino, sin duda.

Este gran personaje francés salió de su casa de París, era su tercer Camino. Iba tomando vino de la bota, apenas hablábamos un idioma común pero nos entendimos perfectamente. Su esposa se unía a él en Navarra para recorrer el resto.

Dos días más tarde lloraba de la pena por tener que dejar el Camino por una uña negra del pie de un golpe que se dio. Casi 70 años y una energía envidiable.

En León se regresó Javi, fue con el primero que hablé en Roncesvalles, una persona a la cual es imposible no querer. Creo que volvió a encontrar un poco de luz en su camino, a los demás nos dio mucha de la suya. Un amor. Y andé hasta Santiago tramos con las estupendas Miren y Jaione, qué bueno compartir con ellas!

Camino054
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Una de esas estupendas tardes después del andar. Tejía para su nieto.

De esos hospitaleros voluntarios de los albergues que te hacían sentir de otra manera el lugar, como tu casa de verdad. Además te hacía la puesta a punto!

Nuria, la magnífica gallega que nos ofreció a todos alguna perla para pensar, de las personas que te calan, especial. Ella salió de Roncesvalles, hicimos el camino juntas sin pretenderlo, de pura química. Y Miguel es eso, puro chispazo de amistad desde las primeras risas. Gracias a él mi Camino fue algo más grande. También salió de Roncesvalles el mismo día, vaya suerte!

Cada camino es único e irrepetible, así que mejor mirar las propias huellas a ver de qué hablan y qué dicen. Las de mi camino me siguen susurrando, fue de esos viajes tan completos que forman parte de ti.

Buen camino,

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Share This