Piedras Negras te lleva más allá de lo convencional. Esta impresionante zona arqueológica maya se encuentra resguardada bajo la selva guatemalteca, a orillas del río Usumacinta.

En nuestros viajes, muchas veces, todo aquello que nos queda un poco retirado en el mapa y las condiciones no son las acostumbradas, lo descartamos. Mi experiencia me dice que en la mayoría de ocasiones vale la pena hacer camino hasta estos lugares apartados, te conducen a aventuras incomparables: sin duda Piedras Negras es uno de ellos.

¿DÓNDE ESTÁ PIEDRAS NEGRAS?

Piedras Negras se ubica en el lado guatemalteco del río Usumacinta, dentro del Parque Nacional Sierra de Lacandón, en el Petén.

Saliendo de Frontera Corozal, aunque cruces a Guatemala, no necesitas hacer ningún trámite de fronteras para ir de excursión. Durante más de dos horas recorrerás las corrientes del Usumacinta río abajo, entre la naturaleza exuberante de esta selva llegarás a Piedras Negras. El paseo es espectacular, con algún salto por el río en plan rafting, así que elige un lanchero con experiencia 😉

¿CÓMO IR A PIEDRAS NEGRAS?

Son muy pocos los viajeros que llegan hasta aquí, a veces sólo un grupo al mes. A Piedra Negras se llega navegando el río Usumacinta, frontera natural entre México y Guatemala.

  • CON AGENCIA: hay distintas agencias de Palenque y alguna en San Cristóbal de las Casas que ofertan viajes a Piedras Negras. No es muy usual armar un grupo para ir, algunos requieren un mínimo de 4 personas.
  • POR LIBRE: del lado mexicano del río Usumacinta, desde la población de Frontera Corozal, salen las lanchas hacia Piedras Negras. El precio de la lancha ronda los 4,000 mxn, a repartir entre los viajeros, un máximo de 6 personas. 

VISITAR PIEDRAS NEGRAS

Es probable que antes de llegar a Piedras Negras pares a recoger en la lancha a los guías de las ruinas en el campamento militar donde jóvenes guatemaltecos hacen prácticas. Los guardianes de Piedras negras duermen y viven con los militares porque en su caseta, al ser solo dos, los tigres (al que conocemos como jaguar) les pueden atacar. Así de viva es aquí la selva, sobrecoge el hecho de ver sólo las huellas de este animal.

Al guarda que le corresponda acompañarte en tu visita a Piedras Negras, seguro se saben mil historias del lugar y es interesante saber sobre su vida en la lejanía de tantas cosas. Es más que correcto dar una propina al guarda-guía.

UN POCO SOBRE PIEDRAS NEGRAS

El  nombre original de Piedras Negras es Yo’ki’b, que significa gran entrada. El moderno nombre de Piedras Negras se debe a la roca que se encuentra cercana con pedernal ennegrecido. Fue una de las ciudades prehispánicas más importantes del periodo clásico maya, siendo su esplendor del 608 a.C. hasta el 810 d.C., tal y como dicen las estelas que allí se encontraron. Las estelas mayas son parte fundamental en el estudio de la civilización maya, y Piedras Negras fue básico en la historia del desciframiento de la escritura maya.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Trabajadores moviendo el Altar 1, Piedras Negras, Guatemala, 1931. Photograph by Linton Satterthwaite. Penn Museum. Fuente

Hay estelas ilegibles que se pueden ver in situ

Fueron los trabajos de investigación de la rusa Tatiana Proskouriakoff en los 60, quien siguiendo los estudios del ruso Yuri Knórosov sobre un probable sistema silábico y no idiográfico, concluyó que lo escrito son crónicas biográficas de gobernantes, abriendo la puerta a la historia dinástica que podemos leer en muchas estelas. Fue un verdadero punto de inflexión en el estudio de la escritura maya este descubrimiento.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Dibujo reconstructivo de Piedras Negras by Tatiana Proskouriakoff, 1939. Penn Museum. Fuente

 

Tatiana Proskouriakoff obtuvo el honor al que muchos investigadores han aspirado y a pocos se les concede, estar enterrada en Piedras Negras, una pequeña placa nos lo muestra. Como anota el amigo William K. Boone Canovas en los comentarios del blog, en 1980 el gobierno de Guatemala le otorgó la “Orden del Quetzal” y  en 1998 Ian Graham y David Stuart, dos de los estudiosos más reconocidos de la civilización maya, encabezaron un grupo de amigos y alumnos que llevaron las cenizas de Tatiana a Piedras Negras y las depositaron en la Acrópolis, cubriendo su entierro con una sencilla lápida

Piedras Negras también es conocida por la variedad y exquisitez de esculturas que se encontraron, ahora exhibidas en diferentes museos. Para saber qué fauna hay en esta zona es fácil conociendo aquellos animales que eran representados en las cerámicas y estatuillas encontradas: monos, jaguares, coatíes, perros, roedores varios, murciélagos, reptiles, tortugas, búhos, cuervos, águilas y otras aves de la zona. Ve atento porque verás varios de estos animales en tu recorrido. Piedras Negras es una chulada de lugar.

Visitar Piedras Negras representa una jornada entera de tu viaje, pasear estos vestigios engullidos por la tupida selva guatemalteca es increíble, imperdible para aquellos enamorados del mundo maya, de los mundos antiguos y de la naturaleza.

Buen camino,

UBICACIÓN: Piedras Negras está en el lado guatemalteco del Río Usumacinta, dentro del Parque Nacional Sierra del Lacandón, en el Petén. Guatemala.

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. No venden bebidas ni alimentos en el interior

PRECIO ENTRADA: la entrada es lo de menos, unos 50 quetzales, el precio de la lancha es de 3500 pesos, a compartir entre 6 personas.

¿DESDE DÓNDE IR? Las lanchas a Piedras Negras salen desde Frontera Corozal (lado mexicano) o Bethel (lado guatemalteco). Más opciones desde Frontera Corozal. Son entre 3 y 5 horas navegando, según la época del año y condiciones del río. Se puede compartir el coste de la barca con otros viajeros, aunque son escasos los que van a Piedras Negras. Desde Palenque venden excursiones por tierra hasta Piedras Negras, aunque rara vez salen. En una sola jornada, saliendo muy temprano, puedes detenerte de bajada en Yaxchilán (40 km río abajo).

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? A Frontera Corozal llega transporte colectivo desde la terminal de Palenque (3 horas aprox.). A Bethel se llega desde Flores, en Tikal, Guatemala.

ALOJAMIENTO: hay zona de acampada en Piedras Negras. Encuentras hospedajes básicos en Lacanjá Chansayab y Frontera Corozal.

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, zapatos cerrados y cómodos para subir estructuras y protegerte de las picaduras de insectos, agua y alimentos te irán bien. Manga larga y pantalón largo, cubre bien tu cuerpo, estás en la selva.

Related Post
Share This