La apacible ciudad colonial de Valladolid, a pesar de su cercanía con la turística Riviera Maya, parece absorta en su propio tiempo. Ha sabido conservar una personalidad, encanto y ternura única. 

Valladolid es una ciudad colonial catalogada como Pueblo Mágico de México. Esta hermosa población te invita a callejearla, a tomar un helado en una banca de la plaza, a charlar con los locales, a degustar la comida yucateca en algún restaurante o en el mismo mercado, a visitar edificios coloniales, museos e iglesias, a disfrutarla sin apenas enterarte. 

Valladolid no es un lugar espectacular, es mejor.

Breve historia de Valladolid:

Fue uno de los sitios prehispánicos donde se instalaron los colonizadores en la Península de Yucatán: aquí se fundaron algunos de los primeros asentamientos católicos del actual México, como el convento de San Bernardino de Siena.

A pesar de crecer a la sombra de la capital Mérida, Valladolid se ha desarrollado sin complejos, conservando su autenticidad y su encantador carácter de campo yucateco. Esa belleza intangible es la que sin querer hace que te enamores de Valladolid.

Valladolid fue la ciudad más importante al oriente de la Península en época de colonización. Los vallisoletanos se enorgullecen de haberse levantado en armas en la llamada Guerra de Castas (1847-1901 d.C.), conflicto que estalló por los continuos abusos a los que se ha sometido al originario de estas tierras, los mayas. El Palacio del Gobierno es el lugar ideal para conocer parte de la historia de Valladolid. En el convento de San Bernardin proyectan diario en español e inglés sobre la historia de Valladolid, muy recomendable.

Cómo visitar Valladolid:

La Valladolid turística es cómoda y recogida, los atractivos turísticos quedan a distancias cortas, puedes ir andando. Vamos a dividirlo en dos zonas: la plaza central y alrededores, y la calzada de los Frailes, que desemboca en el convento de San Bernardino.

  • El centro de Valladolid:

En la plaza principal de Valladolid encontramos el mercado, el Palacio Municipal y la basílica de San Servacio. El templo actual de la catedral fue edificado en el siglo XVIII, el pórtico es original del siglo XVI. Varios museos, incluso el cenote Zací está cercano a la plaza. Hay varios restaurantes y alojamientos en esta área. 

  • Calzada de los Frailes y barrio del Sisal:

Tomando la calle 41 desde la Plaza te diriges hacia la Calzada de los Frailes, callecita con hoteles, tiendas y restaurantes que atraen al turismo. Esta hermosa calzada de los Frailes conduce hasta el barrio de Sisal, donde sigue el ambiente local mezclado con el visitante en locales que han ido surgiendo alrededor del convento de San Bernardino.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

¿Qué hacer en Valladolid?

Sin duda Valladolid es de las ciudades que gusta al viajero, y sus alrededores son sorprendentes. Valladolid es ideal como campamento base unos días: recorres los alrededores y por la noche un paseo, salir a cenar y disfrutar de algún evento popular. Durante el día llegan a Valladolid en visita corta los grupos de turistas desde la Riviera Maya, cuando se van la ciudad retoma su ritmo más local.

    • La Plaza y alrededores: como suele pasar en las ciudades coloniales mexicanas, el hormigueo de la vida y los edificios constitucionales giran en torno a la plaza central. Puedes visitar el mercado municipal, el Palacio Municipal y la basílica de San Servacio.  Acércate al mercado municipal de la calle 32, el mercado de artesanías local, el parque de la Candelaria. Un placer callejear y perderte por Valladolid.

 

    • Museo San Roque y Casa de los Venados: desde la plaza fluyen las arterías de Valladolid. Una de ellas, la calle 41, te conduce al museo de San Roque, donde podrás aprender la historia prehispánica, la colonizadora y la moderna del viejo Zací. La calle 40 te lleva a la Casa de los Venados, una de las colecciones privadas de arte más exquisitas que puedas ver en México. Visitas en horario de mañana-.

 

  • Cenote Zací: la calle 36 te conduce hasta el cenote Zací, a sólo tres cuadras de la plaza, en el corazón de Valladolid. Después de todo el día callejeando o recorriendo Valladolid, la mejor manera de refrescarse es darse un baño en las cristalinas aguas dulces que nos brindan este cenote, un lujazo para el disfrute. 

 

  • Calzada de los Frailes: la calle 41 en sentido contrario al Museo San Roque, te conduce al convento de San Bernardino de Siena, pasando por el hermoso paseo de la Calzada de los Frailes. En esta calle se han asentado tiendas, restaurantes y hoteles atractivos para el visitante. Algún día será sólo peatonal, estaría muy bien un rincón así en Valladolid.

 

  • El convento de San Bernardino de Siena es de los lugares más emblemáticos de Valladolid. En su patio interior hay una noria de agua construida sobre el cenote Sis-há. En la mayor parte de la Península de Yucatán, el agua dulce fluye de forma subterránea, y los cenotes eran puntos de abastecimiento cerca de los que se desarrollaban las antiguas ciudades mayas. Y donde se desarrollaron éstas, es donde se asentaron los colonizadores en muchas ocasiones.  Muy recomendable el espectáculo diario de luz y sonido en las noches.

 

  • Paseo en bici por Valladolid: puedes ver hasta 5 cenotes en un día y degustar rica comida yucateca con este plan de alquilar bicicleta en Valladolid. Como ves no dejamos de sorprendernos, adoro Valladolid 🙂

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Alrededores de Valladolid:

Valladolid es una estupenda opción como base para descubrir maravillas de la zona a menos de hora y media en coche, como Chichén ItzáIzamal, Cobáisla Holbox, Las Coloradas, la Reserva Biosfera Ría LagartosEk Balam.

Si quieres salir de cenotes, llegaste al lugar indicado:  Agua dulcePalomitas Sac-aua, X-Ca’anajaltunChooj Ja’, Fantasma son cenotes que cumplirán tus expectativas. Otros cenotes los tienes más cerca del centro, para ir en bicicleta, como el Oxman o los de Dzitnup.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Las Coloradas

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Ek Balam

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Cenote X-Ca’anajaltun

Valladolid tiene un encanto que atrapa de manera reposada, y a quien nos gusta, nos gusta mucho. Su hechizo reside en los detalles, en su gente, en su cotidianidad, más que en grandes museos, iglesias o restaurantes… en Valladolid te pierdes en los detalles mientras lo callejeas.

Si eres de los viajeros que les gustan los lugares que conservan su ambiente auténtico, asómate a conocerlo, lo disfrutarás. A veces creo ver a mi abuelo por aquí, un lugar que está entre la vieja educación castellana y la tímida inocencia de tierras mayas yucatecas.

Buen camino,

FICHA PRÁCTICA:

  • Ubicación: Valladolid se ubica en el estado de Yucatán. A 162 km de Mérida, 158 km de Cancún, 50 km de Chichén Itzá.
  • ¿Cómo llegar en transporte público? A Valladolid llega transporte público desde Cancún (2 horas), Mérida (2 h), Playa del Carmen (3 h), Tulum (2h)…  Web oficial de la compañía principal de buses que opera en la zona.
  • Hospedaje: encuentras todo tipo de alojamiento.
  • ¿Qué llevar? Ropa cómoda y ligera, y sombrero para cubrirte la testa. De mayo a octubre el calor está duro, así que protégete del sol y no te olvides el bañador y una toalla para disfrutar de los cenotes.
  • Valladolid en el mapa de la Península de Yucatán. Abrir aquí
Share This