La antigua ciudad maya de X’Cambó es la más remarcable de los vestigios mayas de la costa norte de Yucatán. Desde tiempos remotos esta zona de salinas ha sido un importante puerto comercial.

X’cambó es la ciudad más destacable de la costa del norte de Yucatán, el mayor vestigio que encontramos en esta área de salinas. Desde tiempos antiguos se sabe que fue una de las puertas del comercio de sal. Las redes comerciales en época del maya antiguo estaban muy elaboradas, uniendo ciudades y culturas tan lejanas como la cosmopolita ciudad de Teotihuacan, muy cerca de la actual Ciudad de México, con Copán, en la sureña Honduras.

 

El nombre maya de X’cambó (Xcambó) significa según las fuentes oficiales cocodrilo celestial (uno de los símbolos emblemáticos del mundo maya) o lugar donde se realizan trueques. Se sabe que la sal fue un producto importante del comercio en X’Cambó desde el período del preclásico tardío (100 a.C. – 250 d.C.), y cobró auge en el clásico temprano (250-600 d.C.) llegando a su esplendor alrededor del 900 d.C. En esta época X’cambó fue el puerto de intercambio más importante en Yucatán. Tal y como nos informa sobre la sal la web de Mayas Auténticos (no está en uso esta web en la actualidad)  “se  estima  que en el Tikal del Clásico temprano con unos  45,000  habitantes, se consumían aproximadamente 131.4 toneladas de sal al año. No sólo se requería para la dieta, sino para conservar carne, para usos en rituales y médicos, ya que se cree se usaba en los nacimientos y la muerte. Una comadrona ofrecería sal a ambos padres y una solución salina se esparcía en toda la casa después de la muerte de un miembro de la familia. Los guerreros experimentados usaban armaduras que eran chalecos de algodón rellenos con rocas de sal, el equivalente a los modernos “chalecos blindados”  que los españoles cambiaron por sus armaduras de metal, ya que eran mucho mas efectivos en la selva”. Junto con la sal partían de X’cambó otras materias primas como especies de conchas y caracoles, algodón, aves acuáticas y otros animales, así como artículos manufacturados en concha, hueso…, que intercambiaban por materias primas y objetos de obsidiana, jade, pirita o basalto, piedras preciosas del mundo maya.

En X’Cambó fueron hallados más de 600 cuerpos enterrados, algunos de ellos  en lo que se denomina el Templo de los Sacrificios, uno de los edificios principales del recinto. Se ha podido comprobar que algunos cuerpos no son de mayas, remarcando el carácter de X’Cambó como puerto comercial de paso de distintas etnias habitantes del continente.

Xcambo, Yucatan
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Templo de la Cruz y Templo de los Sacrificios al fondo.

 

Xcambo, Yucatan
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Plaza principal de X’Cambó

En el Templo de los Mascarones podemos apreciar dos máscaras de estuco protegidas en la actualidad de las inclemencias del tiempo, el factor más determinante en el deterioro de las ciudades antiguas.

Una capilla moderna construida sobre los edificios prehispánicos de X’cambó es lugar de peregrinaje y culto a la virgen de Xcambó (es la de Asunción), que se celebra el tercer fin de semana del mes de mayo. El domingo de celebración pasean a la virgen por el recinto, donde cuentan que se apareció hace 50 años. El sincretismo religioso del pueblo maya se refleja en la zona de X’cambó con las ofrendas contemporáneas halladas al culto de los aluxes, los pequeños seres traviesos del mundo maya. Seguramente estamos ante uno de las antiguas ciudades mayas más activas en celebraciones en la actualidad.

La zona arqueológica de Xcambó se ubica en un humedal rodeada de salinas, un paisaje hermoso que puedes disfrutar camino a las ruinas, estacionando en las salinas de Dzemul, donde puedes parar para pasear el lugar.

Salinas de dzelum
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

A esta costa conocida como Costa Esmeralda no llega mucho turismo extranjero, sin contar los que desembarcan por unas horas de los cruceros en la cercana Progreso. Sin embargo esta hermosa área es la elegida, además de los meridanos de la capital, por canadienses y estadounidenses para pasar sus meses fríos. No saben nada 😉

No te pierdas X’cambó ni esta zona, vas a disfrutar con los paisajes de Costa Esmeralda.

Buen camino,

UBICACIÓN: X’Cambó se encuentra a 37 Kilómetros al este de Progreso, por la carretera de Costa Esmeralda, la 27. Las ruinas están bien indicadas, cerca del área de las salinas de Dzemul, donde puedes estacionar para conocer.

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. No venden bebidas ni alimentos en el interior. Hay servicios en la entrada.

PRECIO ENTRADA: 65 mxn. Los domingos la entrada del INAH es gratis para mexicanos y residentes permanentes. El acceso a las zonas arqueológicas es libre todos los días para niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? Desde Mérida el autobús que pasa por la costa “el costero” sale de la calle 50 x 67 y hace varias paradas en la costa: debes pedir al autobus que te baje en la calle que va a Xcambo. Desde aquí debes caminar 1 km hasta llegar al sitio. Desde Mérida salen colectivos hacia Progreso de Terminal AutoProgreso, en la calle 62 entre la 65 y la 67. Desde Progreso sale colectivo a Xcambó o servicio de taxis.

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, protector solar y algo de agua siempre va bien. El calor en esta zona pega duro, sobretodo de abril a septiembre.

Related Post
Share This