La zona arqueológica de Kukubá está ubicada entre Tizimín y Colonia Yucatán, un área donde los ranchos son parte principal de los paisajes y la economía local. Kulubá es una joyita del nororiente de Yucatán.

La zona arqueológica de Kulubá abrió este año 2018 a los visitantes de manera oficial, después de años de estudios arqueológicos donde se aprovechó para acondicionar el recinto. A la escondida Kulubá se llega por carretera de arena dura, que en época de lluvias se embarra y puede dificultar la conducción. Este camino te lleva a los ranchos ganaderos de Culubá y Emmanuel, los terrenos donde se encuentran las ruinas. La señalización es escasa, así que te explico un poco: desde el desvío en la carretera hay dos kilómetros hasta la entrada a la zona arqueológica de Kulubá Conduce hasta pasar una antigua casa en ruinas, más adelante verás a mano derecha una de las estructuras principales de Kulubá, ahí ya te sube la adrenalina, y entre que sonríes, respiras y pienses en parar, enseguida ves un cartel de madera con letras casi invisibles que indican que llegaste a las ruinas de Kulubá. Ahí te recibe el velador del rancho, te pide que te registres (lleva el registro oficial para el INAH) y ya puedes visitar la zona.

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Cuando llegues a esta casa, ya estás cerca de Kulubá

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Cartel que apenas se lee indicando la entrada

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Museo de sitio en Kulubá

El registro lo haces en un cubierto que sirve para recibir al visitante y conservar algunas de las pocas piezas que no se han llevado a Mérida. La entrada no tiene costo, salvo si le quieres dar propina al velador que te recibe. Lo más seguro es que estés solo en el lugar, y puedas recorrer el recinto con total tranquilidad. Por eso reafirmo que Kulubá mantiene ese encanto aventurero que han perdido sin duda las más visitadas Chichén Itzá y Ek Balam, vecinas de la zona.

La entrada a Kulubá te saca una pequeña sonrisa al bordear una puerta de madera de rancho, entras a un campo de vacas reciclado literalmente en zona arqueológica para el público. Como curiosidad la vaca es un animal que no habitaba estas tierras en tiempos del maya antiguo, la introdujeron en la época colonial.

Kulubá conserva el encanto de la aventura de un lugar hermoso y sorprendente

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Pasada la puerta un camino te conduce hasta el conocido como Templo de los Mascarones, una de las tres estructuras principales de Kulubá. Frente a este bonito edificio está protegido por una sombra el friso que adornaba la fachada principal, una joyita del arte maya. Hay varias recámaras donde entrar en el templo y ver la forma interior del lugar. A veces las aves, murciélagos y avispas ocupan estos espacios, así que cuando mires al techo, procura hacerlo con la boca cerrada 😉

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Apenas a unos metros queda cubierto entre maleza otro de los edificios principales que forman el recinto, el Palacio de los Chenes. Esta es otra joyita, se pueden ver muchos detalles arquitectónicos en Kulubá. Los tres edificios principales están restaurados, y se ven muchos detalles arquitectónicos y de ornamentación de diferentes estilos arquitectónicos. En la revista de Arqueología Mexicana puedes leer sobre las investigaciones y conclusiones de los últimos estudios de Kulubá (es mucho más completa la versión impresa). Sus conclusiones dicen que Kulubá tuvo interacción con Ek Balam en el Clásico tardío (del 600 d.C. al 900 d.C,) con quien comparte los estilos arquitectónicos del Puuc, Chenes y Río Bec. Empezando el siglo IX Kulubá se rige bajo la influencia de la emergente Chichén Itzá, con quien comparte estilo en las muestras de cerámica, obsidiana y murales. Fascinante las pistas que hacen ir construyendo y reconstruyendo la historia que no vimos, nuestras huellas humanas.

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Una vez explores los edificios y alrededores de esta primer grupo, puedes regresar a la entrada donde está el otro edificio conocido como Palacio de las U, por su ornamentación. Este edificio queda atrapado entre la naturaleza, algo que le da un toque romántico al lugar. Me encantó este rincón, pude disfrutar el lugar sola junto a las aves que había. Ese ya es uno de esos momentos en el mapa de mi memoria que me lleva a mis mejores sonrisas.

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Zona arqueológica Kuluba, Yucatán
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Salí feliz de mi visita a Kulubá, así que te lo receto como medicina de la buena. Al salir de un ratito de platica con el velador del rancho, una siempre aprende al conservar. Recuerda que en nuestra sección de arqueología tienes las zonas arqueológicas que puedes visitar en estas tierras mayas.

Buen camino,

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

 

UBICACIÓN: Kulubá queda a 37 kilómetros de Tizimín. En la carretera que une Tizimin con Colonia Yucatán hay un desvío indicado. Toma esta carretera hasta pasar el poblado de San Pedro, y unos kilómetros más, encuentras otra indicación con la entrada a Kulubá.

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. No hay servicios ni venden bebidas ni alimentos.

PRECIO ENTRADA: la entrada no tiene costo, salvo si le quieres dar una propina al velador.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? Lo tienes medio complicado para llegar en transporte público, además de los 2 kilómetros que debes hacer andando hasta la zona arqueológica desde la carretera. La opción más viable sería ir en taxi desde Tizimín, y que te esperara a la salida. Cuestión de pactar precio con el taxista, como máximo serían 350 pesos (según precios que sé de aquí).

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, protector solar, zapatos cerrados mucho mejor, igual que pantalón largo, y algo de agua siempre va bien.

Related Post
error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest

Share This