En el sur de la Península de Yucatán encontramos antiguas ciudades mayas fascinantes, te va a sorprender el sur. Una de estas zonas arqueológicas es Balamkú, que conserva uno de los tesoros de la civilización maya ¿qué será?

Hace años, cuando visitabas Balamkú, tenías que pedir la llave para acceder a la estructura que conserva este tesoro: un espectacular friso de estuco que se encuentra dentro de uno de los edificios del denominado Grupo Central (en la Sub-estructura I-A). Hoy en día hay un vigilante fijo en la puerta lateral de este edificio, que nadie diría que atesora esta belleza.

Balamku
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Sub-estructura I-A del Grupo Central, edificio que atesora el friso

El imponente friso conserva parte de la pigmentación roja. Fue elaborado entre 550 y 600 d. C. Parte de su cosmovisión, su entendimiento del mundo, está reflejada en este friso donde se aprecian cuatro escenas de ascensión alternadas con jaguares. Balamkú, palabra maya, significa en español Templo del Jaguar (balam: jaguar y kú: templo). ¿Ves al jaguar?

Es fantástico que hoy día podamos disfrutar esta hermosura, pues la mayoría de estucos se perdieron por el castigo que impone el clima tropical en ellos. El material que se usó para hacerlos no es resistente a la humedad. La gran mayoría de estucos conservados han sido hallados en el interior de un edificio, como es el caso de Balamkú, preservado de la intemperie.

El maya construía en muchas ocasiones de manera superpuesta, como si se tratara de las matrioskas, las muñecas rusas. Hay que entender, que los edificios pelones que vemos en las ruinas actuales, antes estaban decorados y pintados, dando un aspecto muy distinto al que vemos en la actualidad.

 

Cuando los profesionales excavan y estudian un vestigio, a veces hallan estructuras interiores que se han conservado, y pueden hacer el trabajo de restauración con la pauta encontrada.

 

Balamku, Campeche
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

Esto ha pasado en Balamkú, donde el trabajo hecho del friso, nos permite disfrutar de estos metros de puro arte maya antiguo. El friso es el auténtico protagonista del recinto de Balamkú, un lugar agradable para pasear entre sombras y descubrir los monos que habitan el lugar. Ya lo sabes viajero, aquí tienes un buen desvío donde seguir disfrutando del mundo maya.

Buen camino,

Balamku, Campeche
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Gmail

 

UBICACIÓN: Balamkú  se encuentra a 3 km del poblado de Conhuás, a 55 km de Xpuhil .

HORARIO Y SERVICIOS: abierto de 8 a 17 horas diario. Hay servicios en la entrada.

PRECIO ENTRADA:: 47 mxn.  Los domingos la entrada del INAH es gratis para mexicanos y residentes permanentes. El acceso a las zonas arqueológicas es libre todos los días para niños menores de 13 años, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente.

¿CÓMO LLEGAR EN TRANSPORTE PÚBLICO? Conhuás llega transporte público desde Escárcega (2 horas) y desde Xpuhil (30 minutos). Desde Conhuás debes caminar unos 2 kilómetros hasta la entrada.

ALOJAMIENTOS CERCANOS: tienes hoteles como Río Bec DreamsHotel Casa Maya Calakmul o la casa Ka’an, que ofrecen buenos servicios y ubicación.

QUÉ MÁS VER EN LA ZONA: puedes visitar varias zonas arqueológicas como Xpuhil, Chicanná, BecánHormiguero, Rio Bec, Calakmul, Kohunlich, Dzibanché… este sur no tiene fondo.

¿QUÉ LLEVAR? Ropa clara y ligera, sombrero, repelente de insectos, protector solar, zapatos cerrados y algo de agua siempre va bien.

Related Post
error: Content is protected !!
¿Buscas que tu viaje sea una experiencia única e inolvidable?¡ SÍ QUIERO !
+

Pin It on Pinterest

Share This