La pobre información en los vestigios arqueológicos mayas en México dificulta el imaginar las antiguas ciudades al observar sólo piedras, los cimientos pelones de de esta fascinante civilización ¿Cómo eran las antiguas ciudades mayas?

Visitar cualquier zona arqueológica maya es una actividad adictiva y ampliamente recomendable. Pasear y descubrir estas antiguas ciudades donde se desarrolló una de las civilizaciones más grandes del Planeta es algo emocionante. Cada ciudad tiene su ambiente, su personalidad, su grandeza, sus detalles, su ubicación, su historia que la hacen única e irrepetible.

El Mirador

¿Cómo eran las antiguas ciudades mayas?

Las ciudades del maya antiguo que hoy visitamos muestran los edificios sin el estuco, los adornos y la pintura que solía embellecerlos. Estos edificios eran de piedra caliza, revestidos con estuco y adornados con mascarones, cresterías, relieves en piedra… y generalmente predominaba el color rojo.

Muchas paredes interiores de las habitaciones y templos estaban decoradas usando colores como el azul, amarillo, verde o rojo que lograban extraer de sustancias vegetales ¿Os imagináis esas maravillosas paredes ilustradas? Crea adicción la belleza.

Recreación ciudad de Tikal en el Clásico Maya (200 a.C. - 900 d.C). Fuente
Recreación ciudad de Tikal. Fuente
Zona arqueológica Bonampak, Chiapas

Los edificios reconstruidos que vemos hoy en día eran centros ceremoniales, complejos habitacionales o edificios de uso político donde desarrollaban los gobernantes las distintas actividades diarias.

Recreación de la antigua ciudad maya de Tikal. Fuente 
Archeological site Tikal, Guatemala.
Tikal , Guatemala

El gran grueso de la población maya vivía en los alrededores en modestas casas hechas de madera y techadas con guano. Hoy día sólo quedan los edificios más recios y robustos, tal y como pasaría con cualquier ciudad que sufriera una devastación por causa de un huracán, terremoto, tornado o abandono del lugar.

Los habitantes vivían en los alrededores de los centros de poder y ceremoniales. Fuente

Es difícil para el visitante no versado en la civilización maya imaginarse cómo eran originalmente ciudades como Palenque o Tikal, tal y como muestran estas recreaciones.

Recreación de Palenque en el Clásico Maya (200 a.C. – 900 d.C)
Recreación de Tikal en el Clásico Maya (200 a.C. – 900 d.C).

Trabajos de restauración en los vestigios mayas:

En esta serie de fotos vemos parte del proceso de restauración de la Pirámide de Kukulcán de Chichén Itzá hecha por el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), autoridad que administra el patrimonio de México. La primera imagen es un dibujo de Catherwood que pertenece a su libro Vistas de Monumentos Antiguos en Centroamérica, Chiapas y Yucatán (1844). Nos da una idea de cómo encontraron los primeros exploradores estos vestigios, que llevaban cientos de años abandonados.

Lámina Frederick Catherwood Pirámide Kukulcán de Chichén Itzá S.XIX . Fuente
Resconstruccion Chichen Itza
Reconstrucción Pirámide Kukulcán de Chichén Itzá, Yucatán. México
Resconstruccion Chichen Itza

Pirámide Kukulcán de Chichén Itzá restaurada.

A pesar de los grandes y exitosos trabajos de restauración por parte del INAH, los cuales nos permiten apreciar con mayor sentido estas antiguas ciudades mayas, creo que no es suficiente para que el visitante no cultivado pueda evaluar e imaginar debidamente cómo eran las ciudades del maya antiguo.

¿Dónde ver las piezas mayas de las antiguas ciudades?

La mayoría de las piezas mayas originales (estelas, cerámica, vasijas, esculturas, incensarios, altares…) no se encuentran en los vestigios para preservarlas de la corrosiva intemperie y tenerlas custodiadas y conservadas en museos. Las ciudades mayas las vemos desvestidas de sus adornos y colores.

Uxmal, Yucatan

Aquí se abre una cuestión espinosa: ¿dónde se encuentra hoy en día la mayor parte del patrimonio maya como vasijas, los códices, estelas, grabados, cerámica, paneles… ? La mayoría de piezas de arte maya están en museos de México y museos de países extranjeros como Estados Unidos, España, Reino Unido, Alemania, algunos con exquisitas colecciones de arte maya. Colonizadores y exploradores hicieron su negocio en estas tierras. Desgraciadamente también hay muchas piezas saqueadas en colecciones privadas.

Museo Peabody mayas

¿Se podrían mejorar las visitas a los vestigios mayas?

No sé si las autoridades competentes puedan o no mejorar los lugares para hacerlos más atractivos, si hay dinero, si generan lo suficiente; no tengo esa información. En mi caso acabo pensando que hay poco esfuerzo o imaginación por parte del INAH, y demás entidades cualificadas. Añoro un mayor cariño que sea capaz de aportar más luz al viajero que recorre estos fantásticos vestigios mayas.

Zona arqueologica Sayil, Ruta Puuc, Yucatan
Breve explicación escrita en maya yucateco, español e inglés del Palacio de Sayil, Yucatán.

La mayoría de zonas arqueológicas mayas carecen de un museo, así como explicaciones completas y atractivas en el recorrido de los recintos. Museos de sitio donde observar los hallazgos del lugar los encuentras en Dzibilchaltún, Palenque, Toniná y pocos más.

Zona arqueologica Palenque, Chiapas
Museo de Sitio de Palenque Alberto Ruz Lhuillier,

Me imagino llegando por ejemplo al Templo de los Mascarones de Kohunlich y poder apreciar una maqueta del templo detallado tal y como era en la época del maya antiguo. Así veríamos los maravillosos colores, estucos y belleza de las antiguas ciudades mayas.

Kohunlich mascarones
Mascarones de Kohunlich. Derecha originales, izquierda representación expuesta en el Gran Museo Maya de Mérida

Piezas originales en los vestigios mayas

En la mayoría de vestigios mayas quedan piezas originales como relieves, esculturas, glifos, adornos, pinturas o estelas entre las paredes de las piedras. Siempre hay una historia que explicar o algún hallazgo remarcable del que aprender algo más, detalles maravillosos que fácilmente se escapan. Me encantaría que explicaran qué nos dicen las estelas, que tradujeran los glifos en los recintos para saber lo que narran en ellos, que hubieran dibujos coloreados de las estelas para apreciarlos en su originalidad… Debido a esta falta de información que hay in situ siento que se nos escapa el poder apreciar con más acierto la exquisitez del arte maya y comprender el modo de vida del maya antiguo.

Zona arqueologica Yaxchilan, Chiapas
Estela en Yaxchilán, Chiapas, uno de los vestigios con más piezas originales
Zona arqueologica Bonampak, Chiapas
Estela de Bonampak, Chiapas.
Archeological site Calakmul, Yucatan Peninsula, Mexico.
relieve en Calakmul, Campeche
Mascarón estucado en Becán, Campeche.
Mascarón estucado en Becán, Campeche.
Manos en el Templo de las Pinturas de Tulum.
Manos y restos de pintura en el Templo de las Pinturas de Tulum.
Zona arqueológica Palenque, Chiapas
Templo de las inscripciones visto desde el Palacio, Palenque
Templo inscripciones Palenque. Las tumbas en su interior
Templo inscripciones Palenque, tumba de Pakal. Fuente
Zona arqueológica Palenque, Chiapas
Museo de Sitio de Palenque Alberto Ruz Lhuillier, Zona arqueologica Palenque, Chiapas

Sería estupendo dar el mejor esfuerzo para tener en las zonas arqueológicas información útil y atractiva que nos ayude a imaginar cómo eran las antiguas ciudades mayas, que el visitante pueda ver a través de la mirilla del tiempo aquello que no puede ver por falta de conocimiento. Atraparlo, hacerlo vivir la civilización maya de forma más cercana.

Ruppert & Denison, Hormiguero, 1943. Campeche, México. Fuente
Lámina Frederick Caterwood Uxmal S.XIX. Fuente
mirador20rio20axul20nakmx7
Recreación de la construcción de El Mirador, Guatemala
Recreación ceremonia maya. Fuente
Maqueta representativa de un mercado
Maqueta representativa de un mercado, Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México

Cuando una se estima y valora algo tanto, lo que pretende es que los visitantes de estas tierras mayas, sean locales o extranjeros, podamos disfrutar al máximo el camino. Aprender sobre la civilización maya es hacerlo sobre nuestros antepasados humanos, es saber sobre nuestras huellas en el Planeta. ¿Hemos cambiado mucho? Mejor no me pongo a filosofar.

Buen camino,

el camino más corto participa en programa de afiliaciones esto significa que obtenemos una pequeña comisión si compras a través de estos enlaces accediendo a descuentos; en ningún caso supone un coste adicional para ti y de esta forma nos ayudas al mantenimiento del blog.

Si prefieres, nos cuentas tu idea del viaje y juntos lo organizamos.


EnglishSpanish
error: Content is protected !!